Ventilación con Recuperador de Calor

Las unidades de recuperación de calor permiten que el gasto energético sea mucho menor y, en algunos casos, nulo.

Ventilación Inteligente

En la Eficiencia Energética, uno de los aspectos más importantes es la recuperación de calor en la ventilación mecánica. De esta manera se garantiza el confort necesario en los hogares, comercios u oficinas. Resumiendo, su funcionalidad, podemos decir que es un sistema de intercambio térmico o de recuperación de calor que permite calentar o enfriar el aire de los exteriores -dependiendo de si es verano o invierno- para reaprovechar la energía consumida previamente.

Las unidades de recuperación de calor permiten que el gasto energético sea mucho menor y, en algunos casos, nulo. Es por ello que las casas pasivas de Passivhaus y otros sellos de certificación sostenible como BREEAM han apostado por los sistemas de ventilación con unidad de recuperación de calor.

El futuro de la construcción, en la Edificación de Consumo Casi Nulo -que se pondrá en marcha en los próximos meses-, los sistemas de ventilación con recuperadores de calor serán casi una necesidad. Gracias a ello, en verano es posible disfrutar de un clima fresco y en invierno de una temperatura más templada en interiores. Sin necesidad de usar aparatos de aire acondicionado o sistemas de calefacción.

Hay varias formas de clasificar los recuperadores de calor. Algunos solo recuperan energía sensible y otros tanto la sensible como la latente. Las unidades de recuperación que se instalan en los sistemas mecánicos de forma habitual son los segundos.

¿Cómo funcionan estas unidades de recuperación de calor en sistemas de ventilación?

Básicamente, son capaces de recuperar el aire climatizado del interior de una estancia -ya sea frío o calor en el exterior- gracias al uso de la propia temperatura y la humedad del aire en interiores.

Imaginemos que el aire dentro de una estancia está por encima de los 20ºC y es invierno. En el momento de renovación del aire interior, para evitar que entre aire frío, el recuperador lo que hace es poner en contacto el aire que se extrae desde las estancias con el que entra desde fuera. En este contacto no se mezcla el aire, sino que son los circuitos de entrada y salida los que están unidos para calentar el aire frío.

De esta manera, se aprovecha la temperatura y la humedad del aire que está siendo intercambiado. Se calentará el aire frío que entra desde la calle en invierno, y durante el verano será al revés: el aire cálido de los meses de calor se refrescará al pasar por el intercambiador.

Que ventajes obtenemos:

  • Un ahorro de energía muy importante. A menos que estemos en situaciones de frío o calor extremo, el confort en casa será más que suficiente.
  • El aire que entra en el hogar está limpio y filtrado. Libre de impurezas, partículas contaminantes e incluso insectos.

 

La aerotermia en la recuperación de calor

En recuperación de calor, las casas pasivas -que se llaman así por casi no tener consumo energético- usan sistemas de ventilación mecánicos que hacen uso de la aerotermia. Este sistema de recuperación de calor hace posible atemperar una estancia y que hasta el 78% de dicha energía haya sido gratuita.

El sistema aerotérmico extrae la energía contenida en el aire exterior para convertirla en calor dentro del hogar, lo que se conoce técnicamente como método frigorífico. Incluso el sistema funciona estando el exterior a temperaturas bajo cero.

Ventilación Inteligente
Ventilación Inteligente
Ventilación Inteligente
ENVÍO A TODO EL MUNDO
CUMPLIMOS PLAZOS DE ENTREGA
100% PAGO SEGURO
2 AÑOS DE GARANTÍA